7 lugares de París serán remodelados para que el 50% de su superficie sea para peatones y ciclistas.

7 lugares de París serán remodelados para que el 50% de su superficie sea para peatones y ciclistas.

Los proyectos urbanos que París ha impulsado durante los últimos años, cada vez están llamando más la atención a nivel internacional. Esta situación se debe a que el diseño está orientado a un paradigma de movilidad urbana sustentable, es decir, centrado en las personas, los ciclistas y en el transporte público.

Es por esta razón que planes como la ampliación de los espacios públicos en torno al río Sena, la creación de más Zonas 30, la remodelación de la avenida de los Campos Elíseos -la principal arteria de la ciudad- y el Plan de Bicicletas 2015-2020, que propone hacer de la ciudad “la capital mundial del ciclismo”, se están convirtiendo, en cierta medida, en modelos a seguir.

p04

Siguiendo esta línea, el Ayuntamiento de París acaba de anunciar cuál es su próximo plan urbano. Se trata de intervenir siete lugares icónicos de la ciudad, ubicados en sectores muy transitados por automóviles, con el objetivo de redistribuir el espacio vial disponible y asignarles un 50% de éste a los peatones y ciclistas.

Los sietes puntos de la capital francesa que serán remodelados son las plazas de la Bastilla, Gambetta, Italia, Nación y Panteón, junto con la Estación de Place des Fêtes y el entorno de la Iglesia de la Madeleine.

p03

Entre estos lugares, la Plaza de la Bastilla fue la última en ser remodelada, en 2013. En ese momento, se plantaron más árboles y se instalaron nuevos bancos, lo que terminó por atraer a más personas a disfrutar de este espacio y que ahora se busca mejorar aún más.

Por esto, en cada uno de los sectores a intervenir, el plan busca que los peatones y ciclistas tengan nuevas rutas que sean de fácil acceso y seguras, sobre todo en los cruces.

También se apunta a promover el acceso al transporte público e intermodal, otorgarle más espacios a los diversos usos que se le pueden dar a estos espacios públicos, poner en valor la historia y arquitectura de los alrededores, incrementar la vegetación y promover las actividades artísticas, culturales y deportivas.

p02

En las imágenes, es posible ver en beige los espacios que se les pretenden asignar a los peatones y que actualmente están destinados para los automóviles; en líneas amarillas, los puntos donde se harán cruces peatonales; con puntos amarillos, las zonas que se incorporarán para tráfico calmado; en verde, las áreas que se podrían destinar a jardineras; y en morado, los sectores para usos temporales.

Según el municipio, los trabajos se iniciarían en 2017. Por ahora, está trabajando con la empresa estadounidense Placemeter, dedicada a cuantificar los peatones, ciclistas y automovilistas que pasan por los espacios públicos para definir el rediseño de éstos según los usos que tiene y los que se proyectan, evitando gastar más recursos en proyecciones.

p05

Durante los próximos meses, el municipio convocará a planificadores, arquitectos y paisajistas para que lleven el proyecto a las siguientes etapas, entre las que se incluye la participación de la ciudadanía para definir qué les gustaría que tuviera cada lugar.

Fuente: plataformaurbana.cl