Puso una casa sobre rieles y se aseguró sol todo el año.

Puso una casa sobre rieles y se aseguró sol todo el año.

Cuando Ben Kaiser, el socio principal del estudio PATH Architecture, primero diseñó su mecanismo rotatorio 359º para una vivienda pequeña, se quedó esperando que apareciese “el cliente justo”. Pero pasaron 5 años y nada. Finalmente, tras mencionar su existencia en una reunión social, un grupo de amigos le comentó que le interesaba su creación. Así fue que Kaiser finalmente pudo poner su sistema en práctica, y construyó una pequeña casa de 14 metros cuadrados en un lote en Portland, montado al 359º, el cual se opera manualmente. El resultado es una construcción compacta y liviana, que tiene la particularidad de captar o negar el sol, de acuerdo a las preferencias de los usuarios.

83

Si bien la vivienda es pequeña, cuenta con todas las facilidades e instalaciones necesarias para poder vivir allí a lo largo de todo el año. Sus necesidades de asoleamiento y enfriamiento se resuelven en gran medida gracias al mecanismo giratorio, pero se le agregó un calentador chico y se construyeron los techos altos para asegurar temperaturas óptimas. El nombre 359 se refiere a los grados que puede girar, uno menos que una vuelta completa. Ese grado faltante se debe a que si daba la vuelta entera, se enredarían los tubos y cables que proveen agua y electricidad.

Para Kaiser, el proyecto es el resultado de las nuevas tendencias sustentables, más conscientes de la finitud de los recursos, y de las casas más pequeñas que se debieron empezar a construir tras la crisis del 2008 en Estados Unidos. La casa se asienta sobre los rieles, que a su vez están implantados sobre una base de hormigón fijada en el suelo. Está conectada a los sistemas municipales de cloacas y servicios públicos, pero puede eventualmente separarse y reubicarse en otro lado. La obra costó 145 mil dólares.

Fuente: arq.clarin.com