Alemania hará la vía rápida para bicis más larga del mundo.

Alemania hará la vía rápida para bicis más larga del mundo.
Se inauguraron los primeros 5 de los 100 km de largo que tendrá el recorrido, que unirá 10 ciudades en la región Oeste del país y correrá a lo largo de vías abandonadas del tren.

Tras el éxito logrado con la Autobahn, una red de autopistas a nivel nacional que no cobra peaje, Alemania ahora busca replicar la misma idea pero aplicado a las bicicletas. Impulsados por su auge como medio de transporte en Europa, el país teutón decidió construir la que será la vía rápida para bicis más larga del mundo: 100 kilómetros de ruta, sin semáforos ni baches ni camiones que compliquen la circulación. La vía rápida tiene 4 metros de ancho, con lo cual habrá suficiente espacio para que haya más de una bicicleta circulando de par en par en ambos sentidos.

Si bien la idea no es nueva (Dinamarca y Holanda ya cuentan con instalaciones de este tipo, mientras que Inglaterra planea empezar a construir una dentro de poco), la escala del proyecto que se piensa encarar supera cualquier antecedente. Ya se inaguraron los primeros 5 km de la “autovía” que unirá 10 ciudades en la región Oeste del país, y que correrá sobre las vías abandonadas del tren. Según los cálculos de los responsables de la obra, la ruta seria usada por 2 millones de usuarios y derivaría en la reducción de hasta 50 mil autos menos por día.

La región Rin-Rhur por la cual circula la ruta es la más poblada de Alemania, y cuenta con una serie de ciudades industriales que quedan a poca distancia entre sí. Según el sitio City Lab, en este sentido el proyecto es un ejemplo de la función que las ciclovías pueden cumplir cuando salen de las zonas metropolitanas y se expanden a zonas de interconexión entre ciudades, de manera tal que ofrecen rutas para moverse a lo largo de una red urbana.

Como casi siempre sucede, el principal obstáculo aparece por el lado de la financiación. El costo del primer tramo de 5 km fue compartido entre la Unión Europea, la desarrolladora local RVR y el gobierno de Westphalia-Rhin. Se estima que toda la obra saldría alrededor de 196 millones de dólares.

Fuente: arq.clarin.com