Nuevo Estadio de Burdeos / Herzog & de Meuron

Nuevo Estadio de Burdeos / Herzog & de Meuron

El nuevo estadio de Burdeos aparece ligero y abierto; es elegante, si tal término se puede utilizar para un edificio de este tamaño. Su pureza y claridad geométrica inspira una sensación de monumentalidad y gracia. Uno podría estar tentado a hacer una comparación con un templo clásico, pero a diferencia del zócalo elevado de un templo, las grandes escaleras del estadio desdibujan los límites entre interior y exterior. Innumerables columnas en las escaleras acompañan a los visitantes en su camino hacia adentro y fuera del estadio. La fusión de las escaleras y columnas forma un gesto de apertura y accesibilidad.

Se prestó especial atención a la integración de la estructura en el gran paisaje de Burdeos. La disposición geométrica minuciosa de la estructura del bowl y las columnas refleja el patrón creado por los árboles y los caminos en el paisaje circundante. Este estadio está hecho para este lugar específico un paisaje plano y abierto, en las inmediaciones del Centro de Exposiciones de Burdeos extendiéndose a lo largo de la orilla del lago. “Elegancia” se ha convertido en un término depreciado al describir la arquitectura, pero erróneamente, así que cuando uno mira el legado urbano y arquitectónico de Burdeos ve elegancia. Nosotros nunca buscamos inspiración en la parte histórica de Burdeos con sus impresionantemente bellos edificios y monumentos hechos de piedra caliza. Gran parte de lo que percibimos como elegancia en Burdeos resulta de su unidad y homogeneidad en escala y materialidad y de su precisión y pureza de la forma.
05b
Albergando un máximo de 42.000 personas, el bowl abraza la zona de juegos, su geometría proporciona una visibilidad óptima para todos, junto con una máxima flexibilidad en términos de capacidad y uso. El estadio es multifuncional y diseñado para acomodar un rico y diversificado programa: no sólo partidos de rugby y fútbol, sino también espectáculos, conciertos, y eventos de empresa.

El bowl se compone de dos niveles superpuestos divididos en cuatro sectores y protegidos de los elementos del techo. La parte inferior del techo, visualmente uniforme, guía el ojo en el campo de juego al tiempo que permite el paso de la luz solar. Su estructura muestra el interior del estadio, para evitar distraer la atención de los espectadores.

Al colocar el bowl sobre el nivel del suelo se crea una base compacta que alberga todas las funciones programáticas en un volumen uniforme y simétrico. Este zócalo incluye los espacios VIP distribuidos uniformemente entre este y oeste, y áreas adyacentes a los espacios reservados a los jugadores para medios de comunicación. La sencillez arquitectónica y líneas puras del bowl además de su base aseguran flujos de espectadores suaves y facilidad de orientación.

Fuente: plataformaarquitectura.cl

05a